jueves, 21 de agosto de 2008

LAS COMPETENCIAS DOCENTES... POR LAURA FLOR ALVAREZ

El papel del maestro dentro de la sociedad, fue, es y será de gran importancia ya que forma parte del proceso educativo, unido a los problemas sociales, económicos y políticos de nuestros días a través de nuestra historia y consiente de cómo pueden ser trabajados en su realidad educativa.
La formación docente debe de estar en proceso permanente, ayudándolo a construir herramientas siempre innovadoras para el quehacer pedagógico, recuperando con esto su identidad y enriquecer su práctica.
La formación docente debe de surgir de su propia necesidad de aprender, autoevaluando su realidad, cuestionarse, sobre su propio conocimiento y disponerse a aprender, sirviendo esto como ejemplo, primero ante sus semejantes, luego en sus alumnos, ya que este no debe de ser un hecho aislado, debe de ser en comunidad dando seguimiento de todo trabajo medible dentro de la escuela teniendo como eje rector al alumno.
Ya que esta es la manera en que el hombre se construye, tornándose sujeto, mientras se va integrando en su contexto y se compromete, tomando conciencia de su historicidad.
Debe tener claro el esfuerzo y las metas que ha de alcanzar, conociendo sus limitaciones no para convertirlas en muros sino como una posibilidad de cambio o como oportunidades para aprender.
Además de que el compromiso que tiene es de superar al alumno ir un paso más adelante, y hacer con esto que el quehacer pedagógico sea enriquecedor, donde el alumno y profesor puedan crecer, por otro lado el profesor debe de tener clara la importancia de la pedagogía, de la perspectiva, de la diferencia que él, como educador, puede hacer en la vida de cada alumno, de una escuela, de la comunidad, las cuales en la actualidad tienen un papel en el que carecen de valores, de disciplinas, de ganas de aprender.
El maestro debe de aprender del uso de las TICs, dentro del aula, viendo estas como una herramienta más, como lo fue en su momento, las audio cintas, discos de 33 revoluciones, mapas, etc., ya que la sociedad avanza a pasos agigantados y estas permiten tener más eficientes y eficaces vehículos para el proceso enseñanza aprendizaje, desarrollando con ello habilidades y competencias que le permiten a profesor y alumno aprendizajes más fáciles de retener.
Los estudiantes pueden asimilar escuchando y haciendo, lo que en la actualidad seguimos haciendo es utilizar materiales gráficos buscando con esto que los conocimientos se almacenaran a largo plazo, no digo que esto no sea bueno, pero tanto aquí como en el uso de las TICs es fundamental el binomio alumno-profesor, siendo este ultimo el que debe de planear sus clases y teniendo en cuenta el modelo de alumno que debe de crear, para dar el tipo de conocimiento que se requiera así como el material idóneo para lograrlo, tomando en cuenta a su vez los objetivos de la educación. El docente debe de transformarse en un facilitador de la información, con creatividad como responsable directo del o los aprendizajes. Dando ejemplo con su presencia en el trabajo diario fomentando la práctica, la reflexión, la motivación, buscando que lo que se aprende tenga una aplicación en la vida cotidiana de él y sus alumnos.
Si bien la información viaja a través de redes de comunicación y el alumno tiene acceso a ella, el conocimiento solamente se transmite a través de la educación, debemos de seguir colocando al alumno como el centro de nuestro quehacer y no la tecnología por delante de ellos.
No neguemos primero, para nosotros que debemos de actualizarnos dejando de momento el decir o de cierto modo pedir que este o que otro curso cuenten para carrera o si se dan puntos en escalafón , no nos cerremos las puertas, debemos de mejorar nuestra práctica, actualizándonos, adquirir nuevas competencias para la vida, tenemos el tiempo por delante, permítanse crecer y poder mejorar su vocación de servicio, si es que se tiene, para poder darle a la niñez lo que necesita para poder convertirse en esa frase tan trillada, los niños del mañana, yo digo mejor los niños del presente, son los que nos necesitan. Son los que requieren nuestro trabajo y que mejor si con nuestras habilidades y actitudes podemos hacerlo y nosotros como maestros promovemos aprendizaje por qué no empezar por nosotros mismos.
El modificar ciertos esquemas del proceso enseñanza aprendizaje, no implica desechar por completo la escuela tradicionalista, debemos de tener la inteligencia para adecuarnos a las nuevas metodologías de la enseñanza, debemos de buscar capacitación continua, teórica y practica, no solo tecnológica, pedagógica, para que el proceso enseñanza aprendizaje siga su cauce.

No hay comentarios: